ANIMACIÓN 110 AÑOS O MAS

Por Gandhi Baca Barajas.

 

Sabías que este 17 de noviembre se cumplen 110 años de la primera animación, con ese motivo, la Botica Cultural abrió los Talleres: Animación y Stop Motion.


Si se toma en cuenta que desde 1900 el catálogo de la tienda Sears ofrecía para todo el público entre cientos de aparatos uno que se destaca por la peculiaridad de ofrecer la oportunidad de hacer Cine, esa cámara, mandada a diseñar por Edison y que era la última adaptación de la cámara que los Lumiere ofrecían por todo el mundo desde 1896, fue utilizada por Jamers Stuart Blackton, dibujante y performancero que junto a Albert A. Smith fundo la Vitagraph desde 1898 los cuales pronto se familiarizaron con los errores de grabación y notaron que en la película aparecían y desaparecían cosas por los "errores de continuidad" que se tenían durante las tomas ... es decir, la primera animación hecha en un sistema similar del cinematógrafo es "The Enchanted Drawing" que si bien no es un prodigio de continuidad se hizo el 17 de noviembre de 1900 en virtud de esa oferta: Cualquiera que quisiera endeudarse en Sears y sacar una cámara a crédito... podría hacer animación. Eso creo hay que celebrarlo haciendo animaciones.


Pero la historia es cruel, por ejemplo, tengo a mi lado la reedición del 2002 del libro de Howard Buckermann titulado Animation the Whole Story/Animación. La Historia Completa y en ella se hace caso omiso de lo que hoy día, noviembre de 2010, es evidente:
La animación fue inventada décadas atrás en una técnica desarrollada por el genio de la vanguardia Emile Reynaud en el Teatro Óptico. La historia no solo omite el hecho que desde 1886 en la Ciudad de París se proyectan historias tan complejas y entretenidas que hacen ver que también el concepto de Cine debe ser atribuido al mismo autor, ya que si se tiene un poco de conciencia, después de ver los únicos 2 trabajos que sobrevivieron a la injusticias del tiempo y la historia, claramente se puede percibir que el Cine de los Lumiere enturbió por décadas el concepto de Cine, llenándolo de lugares comunes y escenas mórbidas y aburridísimas como lo es la entrada de Porfirio Díaz a no se donde o la salida de los obreros de no se cual fábrica.


Ver los trabajos de Emile Reynaud hace recordar más a Disney... tiene color, pero no solo eso, durante años las Historias con mayúscula de cine han enseñado que el cine lo inventaron los Lumiere (Falso) ellos popularizaron un sistema que se exhibía a cuadras del teatro que ellos rentaron, después de que habían, descaradamente, robado el mecanismo de Marey, un ex relojero suizo empecinado en capturar el vuelo de las aves y hacer zootropos, para correr la cinta y con ello dar paso al cinematógrafo que durante el siglo pasado dio rienda suelta a la popularización del conocido séptimo arte.
Otro error de la historia del cine es el de atribuir la idea del montaje a los rusos, aunque teorizado estupendamente por Kulachov o Eisenstein, en uno de los trabajos de Emile Reynaud se puede apreciar el acercamiento al Balcón y la Luna con la intención de crear la idea de que paso el tiempo... o por ejemplo que el primer gag de la historia se llevo acabo cuando se les ocurrió lo del Regador Regado durante 1903... Es decir la escena, aburridísima desde punto de vista y de mal gusto, en donde un niño dobla una manguera para cerrar el paso al agua y mientras el jardinero se asoma a la manguera para ver que sucede con el agua, el niño la suelta y esta le sale directo a la cara al jardinero. Es indudable que alguna de las más de dos decenas de animaciones realizadas por Emile Reynaud durante las últimas décadas del siglo XIX contenía gags mejores pero en la otra obra sobreviviente del desencanto de Emile Reynaud con el mundo (el mismo, deprimido por la popularidad del Cine de los Lumiere, tiro casi la totalidad de sus animaciones en el Río Sena) se haya otro gag más atrevido y sugestivo, ahí vemos a una bañista entrar a ponerse el traje de baño a un vestidor público mientras un vouyerista se asoma por la cerradura y es sorprendido por un tercero que acaba con la diversión del obseso.

 

Si quieres conocer los trabajos más emblemáticos de estos 110 años y además aprender de los sistemas y tecnologías que hacen posible que, al igual que Blackton hagas animación, pero al igual que Emile Reynaud, hagas ARTE... acércate y pregunta por el taller Animación de Gandhi Baca Barajas.

Escribir comentario

Comentarios: 0